Flores de Bach

LAS FLORES DE BACH

El fundador de las flores de Bach fue el médico, bacteriólogo y homeópata el Dr. Edward Bach

(Gales, Reino Unido. 1886-1936)

EL ORIGEN DE LAS FLORES DE BACH.

El Dr. Edward Bach, al analizar a sus pacientes observo que algunos que manifestaban la misma enfermedad, mostraban otros rasgos característicos y similares, como sus estados emocionales, sus formas posturales, sus gestos y sus expresiones.

Basándose en estas percepciones, abordó analizar a sus pacientes de forma diferente: no por la enfermedad, sino por la similitud entre los síntomas mentales y de personalidad que manifestaban una misma enfermedad. Bach había llegado a esta conclusión unos cincuenta años antes de que existieran las actuales investigaciones psiconeurológicas.

 

“la enfermedad es una suerte de consolidación de una actitud mental, solo es necesario tratar tal actitud mental y la enfermedad desaparecerá”.

Esta nueva visión le implico a preguntarse en la forma que practicaba la medicina, e indagar en otros métodos terapéuticos, lo que le llevo a adentrase en la medicina homeopática.

 

La homeopatía le proporcionó las herramientas para desarrollar una nueva medicina.

Los conceptos filosóficos en los que se basan la homeopatía "El principio de similitud" y de otras pautas éticas como el juramento hipocrático y el "primum non nocere" (primero no hacer daño).

La homeopatía al igual que otras numerosas disciplinas holísticas, se han fundamentado en antiguas y milenarias ciencias terapéuticas, que establecían que para restablecer la salud se debía de lograr una armoniosa integridad con todos y entre cada unos de los tres planos que constituyen el Ser: el físico (cuerpo y alimentación), el mental (forma en que tenemos de interactuar con nuestro medio), el vital (equilibrio de la energía).

La filosofía hermética o "Principios herméticos", establecen que Todas las cosas creadas manifiestan cierta vibración en función de su propia naturaleza.

Las manifestaciones mentales como las emociones, los deseos, los pensamientos tienen su propia densidad y frecuencia vibratoria, determinando que todos los efectos producidos por la vibración de nuestros estados mentales repercuten sobre nuestro cuerpo.

Partiendo de estas filosofías terapéuticas y en la forma de elaborar los medicamentos homeopáticos, el Dr. Bach siguió su línea de investigación.

Intuyo que en la naturaleza debía ser posible hallar diversos remedios vibracionales análogos que reprodujeran los efectos de los "nosodes" (medicamentos elaborados a partir de agentes patógenos) que administraba a sus pacientes.

De esta manera, se lanzó a la búsqueda de agentes naturales cuya eficacia residiría, no en la acción sobre la enfermedad establecida, sino en sus efectos sobre los precursores emocionales de la dolencia.

El Dr. Bach definió a la enfermedad como un desequilibrio emocional que se produce en el campo energético del ser vivo.

"las enfermedades físicas tienen un origen emocional, si los conflictos emocionales subsisten por mucho tiempo, la enfermedad del cuerpo empieza a aparecer, al restaurar el equilibrio emocional, se resuelve la enfermedad física".

 

EL NACIMIENTO DEL REMEDIO FLORAL.

En 1930, fue recetando a sus pacientes sus primeros remedios acorde a su tipo emocional, con cinco remedios preparados homeopáticamente, de los cuales tres fueron a bases de flores: impatiems, mimulus y clematis.

Este sería el punto de partida del nacimiento del sistema floral o la terapia de las emociones. Conceptualizó una nueva forma de elaboración de sus medicamentos, en lugar de tomar los extractos de las flores y hacer diluciones y sucusiones como en la homeopatía, elaboro sus propios métodos de elaboración después de varios experimentos con diversas flores silvestres nativas de la región de Gales de donde era originario. En 1935 completo las 38 esencias que componen los remedios de esta terapia.

Método del sol: (proceso de solarización)

La mayoría de las flores más delicadas y algunos de los brotes se dejan flotando en un frasco de cristal lleno de agua de manantial, dejándolo expuesto a la luz directa del sol durante tres a siete horas. Este sistema permite que la energía de la luz solar y la temperatura que alcanza el agua en este tiempo de exposición, transmita la esencia energética de las flores al agua de manantial, una vez el calor haya transferido la energía de las flores al agua, se filtra el extracto obtenido vertiéndolo en una botella esterilizada de color opaco, a la que se le añade la misma cantidad de brandy (conservante), de esta mezcla se obtiene la tintura madre.

**en este procedimiento es importante que el día este totalmente claro, sin nubes, el sol no debe cubrirse ni por un momento**

Método de ebullición:

En este caso se emplean las plantas más leñosas, y las flores que florecen cuando el sol es más débil.

En este proceso, las flores se colocan dentro de una olla de acero inoxidable o esmaltada al que se le añade agua de manantial, se dejan hervir unos treinta minutos, seguidamente se apaga el fuego y se dejar enfriar. Una vez frío, se filtra el extracto obtenido vertiéndolo en una botella esterilizada de color opaco a la que se le añade la misma cantidad de brandy (conservador), al igual que en el proceso de solarización.

  • En ambos casos, una vez transferido la energía de las flores al agua, el agua energizada se mezcla con una cantidad igual de brandy. Esta mezcla es la tintura madre.

 

  • La tintura madre se diluye en el brandy (en una proporción de dos gotas de tintura madre que se añaden a 30 ml de brandy) de esta forma se elaboran las botellas a las que se les denomina "botellas de stock" siendo las que se comercializan.

 

En ambos casos es imprescindible que los remedios se elaboren inmediatamente después de la recogida de los brotes.

¿CÓMO ACTÚAN LAS ESENCIAS FLORALES?

Las flores de Bach son remedios energéticos, por lo que el poder curativo de las esencias de las Flores de Bach no se basa en las propiedades bioquímicas del vegetal, sino en sus cualidades vibracionales.

Cada una de las flores que compone el sistema terapéutico tiene una determinada vibración, con una característica específica a un determinado patrón energético ligado a un estado emocional.

La ingesta de esta medicina producirá una activación asociada y similar a las funciones que ejercen los centros de fuerza vital o centros de energías, creando un reequilibrio de la vibración que manifestamos: “de lo denso a lo sutil, de un estado vibratorio bajo a un estado vibratorio más altos”, de esta forma, las enfermedades ligadas a esos estados emocionales se irán transmutando y disolviendo, logrando restablecer el patrón armónico de las funciones biológicas.

En cualquier de los dos métodos de elaboración, el resultado que se obtiene es un agua energétizada con un determinado patrón energético vibracional transferido en sus moléculas.

DOSIFICACIÓN Y POSOLOGÍA.

No hay un tiempo fijo para experimentar los cambios deseados, cada persona es diferente en manifestar su enfermedad, las tomas dependerán del tiempo que lleve con el problema, por lo tanto, la frecuencia de las tomas debe adaptarse a cada caso en particular y según se observe la evolución del proceso.

Para una mejor efectividad se recomienda emplear un máximo de seis flores, aunque algunos terapeutas podrían suministrarles más.

  • La forma más usual de las tomas es sublingual, consiste en depositar cuatro gotas bajo la lengua, cuatro veces al días, empleando el gotero del frasco y teniendo la precaución de que este no toque la lengua, eso evitara que se contamine el remedio.
  • Si en el periodo de un mes no se notan unos cambios significativos, sería interesante revaluar las esencias que se están tomando y optar por otras.
  • En la mayoría de los casos, las esencias se toman a razón de cuatro gotas / cuatro a seis veces al día.
  • La frecuencia de las tomas pueden incrementarse en los casos más agudos o de emergencia a razón de una cada hora o a una frecuencia mayor de diez a quince minutos.
  • En caso de administración en niños o personas muy sensibles, se disminuirá la frecuencia de a una o dos veces al día.
  • En cada caso el terapeuta será el que mejor podrá indicarle el número de toma diaria.

 

Es importante señalar que la potencia no se incrementa por tomar más gotas por dosis, sino por una administración más frecuente.

USO EN PERSONAS SENSIBLES AL ALCOHOL

Las personas en proceso de rehabilitación o sensibles al alcohol, han obtenido grandes beneficios con las terapias de esencias florales, aun cuando los remedios florales emplean en sus compuestos una dosis de coñac brandy como medio de conservante. Los métodos de dilución aseguran que el alcohol ingerido resulte insignificante.

  • Verter dos a cuatro gotas del concentrado en un vaso grande de agua o zumo de frutas, remover y tomar a sorbitos.
  • Preparar las esencias en un frasco de diluido, pero usar de 1/4 a 1/2 frasco de vinagre de sidra de manzana o vinagre de miel como conservante en lugar del brandy.
  • Preparar las esencias en un frasco de diluido, llenando de 1/3 a 1/2 frasco con glicerina vegetal que es un derivado del aceite de coco.
  • Se puede prescindir del conservante si el frasco de diluido se guarda en el refrigerador o se utiliza por un período corto (hasta una semana).

OTRAS FORMAS DE BENEFICIARSE DE LAS ESENCIAS FLORALES.

 

Otra forma de presentación y de administración:

 

Las flores de Bach en gránulos le permiten superar algunos temores causados por los elixires, debido a que la fórmula de elaboración en gránulo no contiene alcohol.

 

Son muy recomendadas:

 

-Niños.

-Embarazadas / lactantes.

-Las personas con problemas hepáticos.

- Las personas con enfermedades graves o tratamientos específicos, que prohíben la ingesta de alcohol.

- Animales.

 

En esta fórmula el soporte es idéntico a los gránulos homeopáticos, en los que se impregna de la madre elixir preparado según el metodo del Dr. Bach. A continuación, el alcohol se volatiliza quedando solo las virtudes de la flor de Bach.

 

La posología en estos casos seria de 1 gránulo = 2 gotas.

 

El soporte de algunos fabricantes, puede ser de color y mejoraría la eficacia de los recursos empleados en la cromoterapia. Las 38 flores de Bach se presentan en siete colores diferentes que corresponden a los siete grupos de emociones.

 

EN UN PULVERIZADOR:

Prepararlo como si se tratase de un frasco de diluido. En lugar de ingerir el remedio, pulverizar la mezcla sobre el cuerpo y/o en el ambiente.

EN EL BAÑO:

Agregar unas veinte gotas del concentrado de cada esencia en una bañera de tamaño normal con agua tibia. Sumergirse en esta solución aproximadamente veinte minutos. Secarse con golpecitos suaves sobre la piel y luego descansar o irse a dormir, para continuar absorbiendo las cualidades sutiles de las esencias.

USO TÓPICO:

Agregar una a diez gotas del concentrado de cada esencia seleccionada por cada treinta gramos de crema, aceite o loción. Usar de forma diaria ya sea exclusivamente o como complemento de la administración oral.

 

MASAJES:

Las gotas de esencia también pueden usarse directamente sobre el cuerpo conjuntamente con tratamientos de masaje, digitopuntura, quiropraxia, Reiki, reflexología podal, etc.

¿SUSTITUYEN A LOS MEDICAMENTOS?

En ningún caso se debe de sustituir los remedios florales por el tratamiento prescrito por su médico, ni sustituye la atención medica.

Las esencias florales no interfieren en absoluto con otros métodos, se pueden perfectamente tomar con cualquier otro tratamiento debido a que no poseen ningún aditivo químico en su compuesto, son cien por cien naturales, no alteran o disminuyen la actividad de otros medicamentos porque carecen de efectos secundarios, no provocan efectos adictivos, ni de intoxicación por sobredosis.

Los remedios florales son un gran complemento, por lo que su administración favorecerá en estabilizar y recuperar de forma más rápida los disturbios psíquicos y emocionales.

MÉTODO DE CONSERVACIÓN DE LOS REMEDIOS Y PRECAUCIONES A LA HORA DE LAS TOMAS.

  • El cuentagotas no debe entrar en contacto con la lengua o la boca.
  • Deben estar lejos de fuentes de calor.
  • Evitar exponerlos a temperaturas superiores a 35 ºC.
  • No deben estar expuestos a la luz.
  • Alejarlos de fuentes eléctricas (TV, ordenadores, etc.)
  • Guardarlos en un lugar fresco y seco.
  • Pueden estar en el frigorífico.
  • No es aconsejable usar frascos de plástico.

No descuide su salud, la información descrita sirve a modo de información y no pretende reemplazar ningún tipo de tratamiento médico.

En ningún caso se debe de sustituir los remedios florales por el tratamiento prescrito por su facultativo, ni dejar de seguir sus consejos.

Los remedios florales de Bach son una excelente alternativa que puede emplearse conjuntamente.

Si tiene alguna duda consulte a un especialista.

NATUROPATIA & BIOTERAPIA

 

"La Salud se considera un bien común y una necesidad existencial básica

del Ser Humano".

 

Ramón Carmona Gil