Los principios activos

NATUROPATIA & BIOTERAPIA

 

"La Salud se considera un bien común y una necesidad existencial básica

del Ser Humano".

 

Ramón Carmona Gil

LOS PRINCIPIOS ACTIVOS DE LAS PLANTAS MEDICINALES

Los principios activos de las plantas medicinales son denominados así, a las estructuras químicas que generan los vegetales y se emplean con fines terapéuticos o medicinales.

 

Los principios activos son estructuras o sustancias químicas que generan o sintetizan el metabolismo de las especies vegetales como medio de vivencia y evolución.

La mayor fuente de sustancias que contienen los principios activos, se localizan en los metabolismos secundarios que actúan en el organismo de las plantas a modo de mecanismos de defensa ante agentes exteriores como microorganismos, insectos, patógenos, predadores y rayos ultravioleta.

Esas estructuras no están distribuidas por toda la planta de forma homogénea, sino que se concentran en ciertas partes: semillas, hojas, tallos, corteza, raíces, rizomas, pétalos, bulbos o frutos.

Las cantidades y variedades de principios activos o estructuras, tampoco son la misma en cada vegetal, variaran en función de la especie y sujetas a sus diferentes procesos evolutivos y adaptativos como calidad del suelo, ambiente, etc.

 

Por lo que es importante saber cuáles son esos periodos óptimos en los que los vegetales producen más cantidades de esos componentes químicos, de ahí se establecen los periodos de recolección.

Estos compuestos son fundamentales para que el cuerpo realice su correcto funcionamiento biológico.

Algunas son producidas o metabolizadas por el cuerpo y otras deben de ser ingeridas.

El avance de la química ha permitido sintetizar las moléculas de algunos principios activos de las plantas medicinales e inventar otros nuevos, siendo una ciencia que convive con la medicina facultativa.

Por lo general, cuando los laboratorios aíslan y determina la estructura de una sustancia con propiedades beneficiosas y sobre todo si su precio es alto, se intenta su síntesis, creando compuestos sintéticos que tengan actividades similares pero con distintas estructuras, relegando la fitoterapia a un segundo plan.

Del mismo modo, el avance de las tecnologías biológicas a través de sus diferentes procesos de análisis y ensayos clínicos es precisamente los que han podido determinar cuáles son los componentes principales de las plantas medicinales y ha permitido y contribuido en demostrar las capacidades terapéuticas de las plantas medicinales que la tradición fue recopilando como método terapéutico a lo largo de su evolución por sus ensayos y errores.

Las propiedades o características comunes de estos principios activos es que poseen una acción específica en los organismos, también se le llama mecanismo de acción en los fármacos, debido a que actúan en diferentes niveles y de distintas formas cuando son ingeridas, alterando o modificando el funcionamiento de órganos y sistemas.

LA CINERGIA

 

Cada especie de plantas medicinales presentan varias estructuras a los cuales se le atribuyen las actividades terapéutica o farmacológica, pero, se ha comprobado que la actividad resultante de la administración de la planta o droga (parte de la planta con actividad terapéutica) completa, es distinta que si se aplican los componentes o principios activos por separado (sintetizados).

Las últimas investigaciones bioquímicas han demostrado que resulta contraproducente aislar los componentes activos naturales, esto quiere decir que entre los diferentes principios activos que posee el vegetal, existen fenómenos de sinergia potenciación o anulación o disminución de la actividad por su polifuncionalidad, coactuando con otras sustancias y de una reducción de los efectos secundarios frente a una patogenia manifestada.

 

 

Clasificación de los principios activos:

La investigación científica ha permitido descubrir una variada gama de principios activos que se han clasificado según su estructura química en grupos, de los cuales los más importantes desde el punto de vista de la salud son los: Alcaloides, Flavonoides, Vitaminas, Minerales, Oligoelementos, Saponinas, Aceites esenciales, los mucílagos, Taninos y Gomas, conservantes, colorantes, etc.

 

LOS ALCALOIDES

Los alcaloides son sustancias orgánicas nitrogenadas, que son producidos generalmente por las plantas como sistema de defensa, suelen ser de sabor amargo, aunque también son generados en el reino animal como en algunos sapos o ranas y en algunos hongos.

Estas sustancias se localizan en las plantas en: hojas, semillas, raíces, frutos.

Los alcaloides son las sustancias activas más potentes que actúan en el organismo, por lo que se bebe de emplear estas sustancias en la fitoterapia con precaución.

Sus actividades biológicas son muy diversas, la más estudiada son las de acción que ejerce de analgésicos, anestésicos o de estimulante, psicotrópicos o narcóticos como la cabannina (cannabis), mezcalina (peyote), etc.

Uso más empleados:

  • Sistema nervioso:

estimulante como el café, té, cocaína, etc.

  • Sistema respiratorio:

dilatación de los bronquios.

Advertencia algunos alcaloides cuando se superan las dosis recomendadas pueden inducir a paradas respiratorias.

  • Antitusivos:

(codeína) el sistema de sanidad recientemente lo está retirando del mercado farmacéutico y prohíbe su empleo en menores de 12 años y lactantes.

 

  • Sistema circulatorio:

en caso de hipertensión (reserpina), hipotensión (esperteina)

 

Antibióticos:

Precauciones:

Muchos alcaloides son la causa de intoxicaciones tanto en humanos como en animales.

La forma más común es la intoxicación por infusiones con hierbas con fines medicinales, siendo esta una causa importante de muerte sobre todo en niños, por lo que se recomienda su uso por un especialista.

LOS MUCÍLAGOS

Los mucílagos son sustancias fibrosas solubles de naturaleza viscosas o gelatinosas, que se encuentran en las plantas (semillas, raíces y gomas) como aloe vera, albahaca, salvia, ortiga, etc. en las algas, en ciertos hongos y en una amplia diversidad de alimentos como los higos, judías verdes, borrajas, etc.

 

Los mucílagos se clasifican en dos grandes grupos:

  • Mucílagos ácidos: se combinan con los ácidos biliares y tienen acción hipocolesterolemiante. Tienen efectos emolientes y laxantes. Ejemplos de plantas que los contienen son el lino, el llantén, la ispágula (semillas de psylium), la zaragatona, la malva y el malvavisco.

  • Mucílagos neutros: galactomananas, glucomananas: retardan la absorción de azúcares (glúcidos) y grasas (lípidos) al formar con ellos soluciones coloidales. Se encuentran en el glucomanano, la alholva, la ciruela y la goma de guar.

Precauciones: el uso continúo de mucilago podrían causar problemas intestinales en personas sensibles e impedir la correcta absorción de ciertos minerales.

Uso interno:

Se recomienda en caso de: estreñimiento, tratamientos de problemas digestivos, respiratorios, diabetes

Uso externo:

Los mucílagos tienen propiedades hidratantes y protectoras de la piel. Se emplea en heridas y quemaduras.

 

FLAVONOIDES

Los flavonoides son un gran grupo de sustancias o estructuras químicas que solo poseen los vegetales y son solubles en agua. En las plantas los flavonoides actúan como sistema de defensa frente a agentes o agresores externos.

Entre estos agentes se puede mencionar la radiación UV de los rayos solares, los microorganismos tanto bacterias como hongos, además ejercen a modo de atracción de animales polinizadores.

Muchos flavonoides son componentes de pigmentos de las flores y hojas que confieren coloraciones atrayentes de insectos. Es importante mencionar que estos compuestos solos se encuentran en las plantas y vegetales, por lo que su ingesta siempre ha sido fuertemente recomendada para mantener unas correctas funciones biológicas que nos permiten mantener una buena salud.

Las plantas contienen numerosos flavonoides que se han clasificando en varios grupos, los más importantes son: flavonoides, isoflavonoides, neoflavonoides, antocianidinas, catequinas, etc.

Los flavonoides los encontramos en las espinacas que además de hierro contienen vitaminas. Los jugos de frutas como moras, fresas, uvas negras o rojas, cerezas, etc. Las concentraciones más importantes se pueden encontrar en el brócoli, la soja, el té verde y negro, el vino. También se pueden ingerir en algunos suplementos nutricionales junto con ciertas vitaminas y minerales.

En los frutos, las mayores concentraciones se encuentran en la piel, por lo que es mejor comerlos sin pelar, debidamente lavados.

Las funciones de los flavonoides en las plantas se pueden resumir en tres grupos: papel de defensa, papel de señal química y efecto sobre las enzimas.

Los beneficios de estas sustancias son imprescindibles y sus efectos terapéuticos sobre el organismo son innumerables:

 

  • Fragilidad capilar venosa:

Mejoran la resistencia de los capilares y favorecen el que estos no se rompan, por lo que resultan adecuados para prevenir el sangrado. Los flavonoides con mejores resultados en este campo son la hesperidina, la rutina y la quercetina.

  • Disminución del colesterol:

Poseen la capacidad de disminuir la concentración de colesterol y de triglicéridos. Protección del hígado: algunos flavonoides han demostrado disminuir la probabilidad de enfermedades en el hígado.

  • Protección del estómago:

Ciertos flavonoides como la quercetina, la rutina y el kaempferol, tienen propiedades antiulcericas al proteger la mucosa gástrica.

  • Antimicrobianos:

Isoflavonoides, furanocumarinas y estilbenos han demostrado tener propiedades antibacterianas, antivirales y antifúngicas.

  • Propiedades antioxidantes:

En las plantas los flavonoides actúan como antioxidantes, especialmente las catequinas del té verde.

  • Efectos Anti-inflamatorios y analgésicos:

Los flavonoides han sido asociados con la acción antiinflamatoria. Las propiedades antiinflamatorias de los flavonoides se deben a su acción antioxidante y a su habilidad de actuar contra los histaminas y otros mediadores de inflamación: flores de árnica, flores de caléndula, la hesperidina por sus propiedades antiinflamatorias y analgésicas, se han utilizado para el tratamiento de ciertas enfermedades como la artritis.

  • La arteriosclerosis:

La arteriosclerosis es el endurecimiento progresivo de las venas y arterias por acumulación de sustancias grasas, por lo tanto, afecta la presión arterial y puede llevar a la muerte.

Los flavonoides tienen propiedades antitrombóticas: impide la formación de trombos en los vasos sanguíneos posibilitando una mejor circulación y una prevención de muchas enfermedades cardiovasculares. Investigaciones recientes demuestran que las personas que consumen habitualmente alimentos que contengan flavonoides, bebidas como los vinos tintos y el té, se ven beneficiados por el hecho de que son menos propensos a ataques cardíacos y prevenir la arteriosclerosis.

  • Cáncer:

Los flavonoides también ayudan a proteger contra el cáncer. Muchas investigaciones han demostrado que varios flavonoides pueden inhibir la proliferación de células cancerosas.

 

  • Efectos tóxicos:

no se han reportado hasta ahora efectos tóxicos cuando se consumen relativamente grandes cantidades de flavonoides.

 

TANINOS

En las plantas los taninos actúan en la regulación del crecimiento y lo utilizan como sistema de defensa contra el herbivorismo, produciendo el rechazo a ser consumida por su sabor amargo, estos compuestos se encuentran en hojas, brotes, semillas, raíces, tallos.

Los taninos son compuestos fenólicos que se unen y precipitan las proteínas y otros compuestos orgánicos como los aminoácidos y alcaloides.

Los taninos poseen propiedades astringentes antiinflamatorias, antioxidantes y cicatrizantes.

Su presencia es fácilmente reconocible por su gusto áspero o amargo (astringentes). Las frutas no maduras con frecuencia suelen tener altos contenidos de taninos que suelen concentrase en las capas celulares más externas de la fruta.

 

Beneficios de los taninos:

 

Los taninos proporcionan un campo de acción muy extenso:

  • Antibacterianos:

Los taninos tienen la capacidad de precipitar proteínas, les otorgan propiedades antibacterianas. Son recomendadas en cuidado bucofaríngeo como en enjuagues bucales en casos de úlceras y problemas de gargantas.

  • Colesterol:

Los taninos tienden en reducir el colesterol al inhibir su absorción y de eliminarlo por las heces.

  • Antioxidante:

Protegen las células ante los radicales libres, permitiendo reducir el riesgo de enfermedades degenerativas.

  • Antiinflamatorio y tratamiento de problemas vasculares:

Los taninos favorecen el retorno venoso como varices y hemorroides, por lo que se recomienda las infusiones de hamamelis, castaño de indias.

  • Cuidado de la piel:

Los taninos poseen una acción cicatrizante y acelera los procesos de cicatrización como granos, espinillas o heridas, por lo que se suele emplear la reacción de los taninos en numerosos tratamientos cosméticos del cuidado externo de la piel.

  • Detención de diarreas:

La acción astringente de los taninos produce que los tejidos se contraigan, secando las secreciones, como la infusión de hierba de betónica.

En caso de estreñimiento limitar su ingesta hasta regular el tránsito intestinal.

  • Recomendaciones:

En dosis o cantidades excesivas los taninos han demostrado tener cierta toxicidad, por lo que no debemos abusar de los alimentos o bebidas que contengan altos niveles en taninos.

Evitar el abuso de bebidas que contengan café, té o chocolate.

Los taninos pueden ocasionar estreñimiento, causar alguna alteración digestiva y afectar al crecimiento de la flora intestinal.

Pueden reducir la absorción de nutrientes y ser responsable de carencias como de hierro, proteínas o metales como el cobre o el calcio.

 

SAPONINAS

 

Químicamente, las saponinas son glucósidos de esteroides o de triterpenoides, llamadas así por sus propiedades que forman una sustancia jabonosa espumosa semejante a las que produce el jabón.

En las plantas actúan como escudo contra la penetración de microbios y hongos.

Las saponinas se extraen de la corteza, hojas, tallos, bulbos, frutos y flores.

Se caracterizan por su capacidad de producir espuma cuando se mezclan o agitan con agua o aceites por su acción como agente tensioactivos.

 

Beneficios terapéuticos de las saponinas:

  • Refuerzo del sistema inmune:

Las saponinas ayudan a proteger el cuerpo de bacterias y virus, fomentan el crecimiento de bacterias (buenas) y disminuyen las bacterias (dañinas). Este equilibrio saludable hace que el cuerpo tenga un sistema inmunológico más saludable de forma natural, para ayudar a eliminar las causas más frecuentes como resfriados, gripe, parásitos, hongos y otras infecciones, trastornos digestivos y estreñimiento.

  • Efecto diurético y dermatológico:

Se emplean con frecuencia para las depuraciones de la sangre e impurezas cutáneas debido a que estimulan la producción de orina, facilitando la eliminación de materia tóxica.

  • Ayudan a reducir el Colesterol:

Las saponinas causan una disminución del colesterol en el cuerpo, previniendo su reabsorción y aumentando su excreción.

Las saponinas son conocidas por ser: “secuestradores de ácidos biliares”. Los ácidos biliares son compuestos usados para digerir las grasas que son fabricadas por el hígado a partir del colesterol.

  • Tienen un efecto expectorante:

  • Menor riesgo de padecer cáncer:

Estudios recientes han demostrado que las actividades antitumorales de saponinas parecen reaccionar con las membranas de las células cancerosas ricos en colesterol, por lo tanto, frustrando su viabilidad y crecimiento.

Prevención contra el cáncer de colon. Las saponinas derriban y limpian la materia impregnada en las paredes del colon.

  • Precauciones:

Las saponinas contenidas en las legumbres puede dificultar la absorción del hierro así como de algunas vitaminas, por lo que reducen su disponibilidad para ser usado en el organismo.

En dosis altas o con tratamientos prolongados con remedios que contengan saponinas pueden ocasionar irritaciones de la mucosa.

PRINCIPIOS AMARGOS

 

Numerosas plantas poseen unos compuestos químicos en sus estructuras llamados amargos por el peculiar sabor amargo.

 

Estos principios son especialmentes eficientes para tratar diferentes dolencias, uno de los ejemplos en los que se ha demostrado sus beneficios es en el del aparató del tracto digestivo, debido a que estas sustancias aumentan el flujo de jugos mejorando la absorción y eliminación.

 

LAS VITAMINAS Y OLIGOELEMENTOS

 

VITAMINAS:

Las vitaminas son nutrientes que ingeridos junto con otras sustancias nutricionales actúan como catalizadores que promueven de forma directa o indirecta el correcto funcionamiento de los procesos fisiológicos. Los requisitos mínimos diarios de las vitaminas no son muy altos pero tanto su carencia como su exceso puede ser perjudicial para el organismo.

 

La mayoría de las vitaminas esenciales para el correcto funcionamiento fisiológico no son sintetizadas (elaboradas) por el organismo, por lo que deben ser obtenidas a través de una ingesta equilibrada contenidas en los alimentos naturales.

 

Las vitaminas se clasifican según su solubilidad: si lo son en agua hidrosoluble o si lo son en lípidos liposolubles.

 

Vitaminas hidrosolubles: B1, B2, B3, B5, B6, B8, B9, B12 y C.

 

Vitaminas liposolubles: A, D, E, K.

 

 

OLIGOELEMENTOS:

Los oligoelementos son sustancias químicas básicas e imprescindibles que intervienen en diferentes procesos del metabolismo del organismo, para que funcione correctamente.

Los oligoelementos son esenciales para mantener el buen funcionamiento de nuestras células y nutrir nuestro sistema inmunológico, debido a que nuestras células son atacadas por diferentes estados como el estrés, el cansancio, una vida sedentaria y una inadecuada alimentación.

Estas sustancias no son creadas por el metabolismo por lo cual su aportación debe ser a través de la ingesta, por lo que es indispensable mantener una dieta equilibrada que incluya en ella los oligoelementos en las cantidades recomendada.

 

Las deficiencias o excesos de estos oligoelementos producen ciertos estados que predisponen al organismo a cierto tipo de enfermedades, y en la que nuestro sistema inmune podría dejar de funcionar eficientemente.

Son considerados oligoelementos: el calcio, cobalto, cobre, flúor, fósforo, hierro, manganeso, magnesio, potasio, selenio, sodio, yodo, cinc, etc.

 

MINERALES

 

Los minerales se encuentran en el conjunto del vegetal como sales disueltas.

- Las sales de potasio ejercen actividades diuréticas.

- Las sales de yodo como el de las algas marinas que actúan sobre el tiroide.

- Las sales de silicio, presente en ortigas o en la cola de caballo ejerce una actividad remineralizante.

LOS ACEITES ESENCIALES

 

Los aceites esenciales son componentes químicos que forman las esencias odoríferas de un gran número de vegetales.

 

Debemos diferenciar los aceites esenciales naturales de los aceites esenciales y sintéticos.

 

Los aceites esenciales son mayormente empleados en aromaterapia, quiromasajes e hidroterapia.

Saber más:

No descuide su salud, la información descrita sirve a modo de información y no pretende reemplazar ningún tipo de tratamiento médico.

En ningún caso se debe de sustituir la fitoterapia por el tratamiento prescrito por su facultativo, ni dejar de seguir sus consejos.

La fitoterapia es una excelente alternativa que puede emplearse conjuntamente.

Si tiene alguna duda consulte a un especialista.