Aceites esenciales

NATUROPATIA & BIOTERAPIA

 

"La Salud se considera un bien común y una necesidad existencial básica

del Ser Humano".

 

Ramón Carmona Gil

ACEITES ESENCIALES

Antes de hablar sobre el empleo de los aceites esenciales como uso terapéutico, debemos diferenciar los aceites esenciales naturales, los aceites vegetales y los aceites esenciales sintéticos.

 

Los Aceites Esenciales son productos químicos que son obtenidos de las esencias odoríferas de un gran número de vegetales.

 

Los componentes de los aceites esenciales son moléculas o sustancias químicas sintetizadas por las plantas, como medio de mantener su propia existencia y para protegerse:

- De factores externos: rayos uva, depredadores.

- Como medio de protegerse de enfermedades, como hongos o parásitos.

- Como método de atracción: polinización o medio de alimento en caso de plantas carnívoras.

 

Naturaleza química y quimiotipo

 

El contenido total en aceites esenciales de una planta es en general bajo (inferior al 1 %) pero mediante la extracción se obtiene en una forma muy concentrada que se emplea en los diversos usos industriales. La mayoría de ellos, son mezclas muy complejas de sustancias químicas. La proporción de estas sustancias varía de un aceite a otro, y también durante las estaciones, a lo largo del día, en las condiciones de cultivo y genéticamente.

El término quimiotipo alude a la variación en la composición del aceite esencial, incluso dentro de la misma especie. Un quimiotipo es una entidad químicamente distinta, que se diferencia en los metabolitos secundarios. Existen pequeñas variaciones (ambientales, geográficas, genéticas, etc.) que producen poco o ningún efecto a nivel morfológico que sin embargo producen grandes cambios a nivel de fenotipo químico.

 

Un caso típico es el del tomillo. (Thymus vulgaris)

 

El tomillo tiene 6 quimiotipos distintos según cuál sea el componente mayoritario de su esencia (timol, carvacrol, linalol, geraniol, tuyanol, terpineol). Cuando esto ocurre, se nombra la planta con el nombre de la especie seguido del componente más característico del quimiotipo, por ejemplo: Thymus vulgaris linalol o Thymus.

 

Estas sustancias están ubicadas en diferentes partes: las glándulas, vellos glandulares, sacos o venas de diferentes partes de la planta:

 

  • en las flores: (rosa, lavanda, jazmín)
  • en las hojas: (la citronela)
  • en la madera: (el sándalo)
  • en la raíz: (regaliz)
  • en la resina exudadas (el incienso, la mirra)
  • en la cáscara de los frutos (la naranja, el limón, etc.)

 

Aceites esenciales vegetales y naturales

 

Los aceites naturales se obtienen directamente de la planta y no sufren modificaciones físicas ni químicas posteriores, debido a su rendimiento tan bajo son muy costosos.

 

Los aceites vegetales suelen confundirse con los aceites esenciales a pesar de tratarse de productos totalmente distintos. Ambos son extraídos del reino vegetal, pero su composición química no tiene nada que ver.

Son extraídos por primera presión en frío y suelen ser vírgenes. Poseen propiedades nutritivas, protectoras, suavizantes y regeneradoras para la piel. Suelen contener numerosas vitaminas y diversos ácidos grasos.

 

Usos:

Estos aceites suelen ser empleados en su estado puro, sus usos son muy variados:

  • En la alimentación por ejemplo seria los aceites de oliva, de girasol, etc.
  • En estética y cosmética, aporta a la piel numerosos nutrientes naturales ejemplo: aceite de argán, de aguacate, germen de trigo, jojoba, almendra, rosa mosqueta, etc. Son unos incontestables sustitutos naturales de los productos cosméticos industriales, debido a que no intoxican el organismo con sustancias químicas.

 

  • En quiromasaje o masajes en sus diferentes variantes, suelen emplearse como aceites base o vehicular para diluir los aceites esenciales.

 

  • la aromaterapia, es la praxis que utiliza los aromas y aceites esenciales con fines beneficiosos para la salud, proporcionando diversos beneficios tanto físicos como psicológicos, dependiendo de la elección del aceite esencial o de la combinación de aceites y del método de aplicación empleado.

La aromaterapia ofrece un amplio campo de acción.

Son antisépticos, fortalecen los órganos, incrementan el sistema inmunológico, poseen propiedades regenerativas en las células y acción antioxidante. Pueden ser, además, sedantes, reguladores de las distintas funciones fundamentales y armonizadores de todo el organismo y los estados emocionales.

 

Muchos de estos aceites se utilizan en perfumes, aromatizantes alimenticios, medicinas, aditivos olorosos y antisépticos entre otros.

Aceites esenciales sintéticos

 

Como su nombre lo indica son los producidos por la combinación de sus componentes los cuales son la mayoría de las veces producidos por procesos de síntesis química. Estos son más económicos y por lo tanto son mucho más utilizados como aromatizantes y saborizantes (esencias de vainilla, limón, fresa, etc.).

 

Aceites esenciales artificiales

 

Los aceites esenciales artificiales se obtienen a través de procesos de enriquecimiento de la misma esencia con uno o varios de sus componentes, por ejemplo, la mezcla de esencias de rosa, geranio y jazmín, enriquecida con linalol, o la esencia de anís enriquecida con anetol.

 

 

CARACTERÍSTICAS FÍSICAS DE LOS ACEITES ESENCIALES

 

Los aceites esenciales son volátiles y son líquidos a temperatura ambiente. Recién destilados son incoloros o ligeramente amarillos. Su densidad es inferior a la del agua (la esencia de sasafrás o de clavo constituyen excepciones). Casi siempre dotados de poder rotatorio, tienen un índice de refracción elevado.

  • Los aceites esenciales no son aceitosos como los aceites vegetales, sino más bien su densidad es inferior al del agua.

 

  • Generalmente son muy volátiles, lo que significa que pasan del estado líquido al estado gaseoso muy fácilmente.

 

  • Son solubles en alcoholes y en disolventes orgánicos habituales, como éter o cloroformo, y alcohol de alta graduación.

 

  • Son liposolubles y muy poco solubles en agua, pero son arrastrables por el vapor de agua.

 

  • Su estructura química es fácilmente alterable con la luz.

 

PROCESOS APLICADOS PARA LA OBTENCION DE LOS ACEITE ESENCIALES

Son los procesos que, aplicados a los aceites esenciales y otros extractos vegetales aromáticos, sirven para separar y concentrar los componentes, y facilitar su procesamiento industrial o simplemente para homogenizar la calidad.

 

MÉTODO DE OBTENCIÓN

 

Los aceites esenciales son obtenidos mediante diferentes procesos de extracción:

 

Destilación por arrastre de vapor

(Proceso más común para la obtención de los aceites esenciales).

 

Las plantas se colocan sobre un fondo perforado o criba ubicado a cierta distancia del fondo de un tanque llamado alambique. La parte más baja de esta contiene agua hasta una altura algo menor que el nivel de la criba. El calentamiento se produce con vapor saturado que se provee de una fuente de calor que compone el equipo, fluye mojado y a presión baja, penetrando a través del material vegetal. Los componentes se volatilizan, y condensan en un refrigerante, siendo recogidos en un vaso florentino, donde se separa el agua del aceite por diferencia de densidad.

 

Extracción con disolventes

 

Técnicamente, este proceso no produce aceite esencial. Sino más bien, un concentrado altamente perfumado que se utiliza principalmente en la industria del perfume y la agroalimentación.

Enfleurage o enfloración (extracción con grasa en frío)

Los aceites son solubles en grasas y alcoholes de alto %.

Sobre una capa de vidrio se coloca una fina película de grasa y sobre ella se extiende los pétalos de flores, por este proceso la esencia de las flores pasa a la grasa, se van quitando las flores y reponiendo hasta saturación de la grasa. Posteriormente con alcohol de 70.º, se extrae el aceite esencial.

Se emplea este modo para flores con bajo contenido en esencias pero muy apreciadas (azahar, rosa, violeta, jazmín).

 

Extracción con disolventes orgánicos

 

Los disolventes empleados, penetran en la materia vegetal y disuelven las sustancias, que son evaporadas y concentradas a baja temperatura. Después, se elimina el disolvente, obteniendo la fracción deseada. La selección del disolvente pretende que sea capaz de disolver rápidamente todos los principios y la menor cantidad de materia inerte, que tenga un punto de ebullición bajo y uniforme que permita eliminarlo rápidamente, pero evitando pérdidas por evaporación, químicamente inerte, para no reaccionar con los componentes de los aceites, no inflamable y económico.

Este disolvente ideal no existe, y los más empleados son el éter de petróleo, con punto de ebullición de 30 a 70 ºC, que se evapora fácilmente y es inflamable: benceno, que disuelve también ceras y pigmentos y alcohol, que es soluble en agua. Se emplea cuando hay componentes de peso molecular elevado que no son lo suficientemente volátiles.

 

Extracción con gases en condiciones supercríticas

Se emplean gases, principalmente CO2, a presión y temperatura superiores a su punto crítico. En esas condiciones se obtienen buenos rendimientos y se evitan alteraciones de los componentes de la esencia. La infraestructura necesaria es costosa, pero tiene sus ventajas, como la fácil y rápida eliminación del gas extractor por descompresión, la ausencia de residuos de disolventes y que los gases no resulten costosos.

 

Precauciones

 

Es de suma importancia señalar que la mayoría de los aceites esenciales siendo sustancias muy concentradas se respete la dosis recomendada, así como el modo de empleo específico de cada ellos. Podríamos decir que una gota de aceite esencial equivaldría más o menos a treinta tazas de té, por lo que pueden ser de 75 a 100 veces más concentrados que la hierba fresca. Esta es una de las razones por la cual el uso de los aceites esenciales debe ser utilizado con mucha precaución y con el conocimiento de su potencia.

 

Los aceites esenciales no deben aplicarse en su estado puro directamente sobre la piel, deben ser diluidos con otros aceites (aceites bases o vehiculares) antes de aplicarlos debido a que son altamente concentrados, puede resultar ser tóxicos o pueden generar ciertos problemas serios como quemaduras de la dermis, tampoco deben entrar en contacto con los ojos, ni deben ser ingeridos salvo y bajo prescripción de un terapeuta experimentado.

No descuide su salud, la información descrita sirve a modo de información y no pretende reemplazar ningún tipo de tratamiento médico.

En ningún caso se debe de sustituir la fitoterapia por el tratamiento prescrito por su facultativo, ni dejar de seguir sus consejos.

La fitoterapia es una excelente alternativa que puede emplearse conjuntamente.

Si tiene alguna duda consulte a un especialista.